Opinión

Cavaron su propia fosa

Guaidó podría viajar a la ONU y retar de nuevo a Maduro. El desgobierno se ha retirado de las negociaciones de Barbados, y a la oposición mayoritaria no le ha quedado otra opción. El régimen quedó al descubierto. Nunca estuvo dispuesto a ceder en nada que tenga que ver con su alternancia. En medio del caos y de una inflación pavorosa se aferra al poder. Voceros dicen que la próxima elección presidencial será en 2025 como si la crisis pudiera aguantar hasta allá. Lo único que proponen es adelantar las parlamentarias. Lo que no soluciona nada.

Otros grupos alternativos negociaron y lograron algunas concesiones. Nada sustantivo. Cambiar al CNE y no al TSJ es muy poco. Es positivo el excarcelamiento del vicepresidente del parlamento Edgar Zambrano. No hay que descalificar per se está nueva iniciativa de negociación. Aunque pareciera que el gobierno sigue ganando tiempo, la esperanza es lo último que se pierde. De igual manera no hay que abandonar tableros. La lucha hay que darla en todos los terrenos.

El desgobierno lanza potes de humo al declarar la alerta naranja contra Colombia y partidiza el tema fronterizo, al acusar al ingeniero Guaidó de negociar el territorio en reclamación. Es antipatriótico jugar con un tema en el cual todos tendríamos que estar unidos en defensa de nuestra soberanía. También se le abre una averiguación penal por haber salido del territorio nacional hacia Colombia protegido por grupos irregulares. A Guaidó lo han acusado de todo, visitó Colombia y entró al país teniendo prohibición de salida, y han metido preso a medio mundo, pero pareciera no hay nadie capaz de dictarle auto de detención.

Vamos a ver qué hacen ahora si sale a New York en visita a la ONU. Extraño es que no aproveche Maduro la oportunidad anual para volver a utilizar ese escenario para defenderse. Cuando cada día está más aislado a nivel mundial. Pareciera no ir a la ONU por temor a dejar una vacante que cualquiera podría tratar de llenar. Mientras tanto, una docena de países vecinos y del hemisferio occidental activan el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). Lo que legitima una acción multilateral contra el régimen, que puede ir con medidas progresivas hasta lograr se realicen elecciones justas. La intervención militar es el último de los estados de la invocación del TIAR, y ojalá sea innecesaria. Debemos buscar una salida pacífica, constitucional y electoral y para ello la presión nacional e internacional.

El FMI pronosticó la implosión de la economía en las próximas semanas. Ningún salario en bolívares aguanta la escalada sistemática de todos los bienes. La hambruna es una realidad. El régimen cavo su propia fosa, al acabar entre otros, con la independencia del Banco Central, que al financiar el déficit fiscal con emisión de bolívares sin respaldo, generó la hiperinflación.

Al país le hace bien que regrese el debate político al parlamento y el Ejecutivo deberia someterme a su función contralora y fiscalizadora. Ya veremos, a pesar de que el tiempo se agota…

@OscarArnal

Comentarios